Psicólogo para adolescentes

Estás en: Home / Terapia / Psicólogo para adolescentes


Sobre la adolescencia

La adolescencia es una etapa de cambios físicos, emocionales, psicológicos y relacionales, pero no necesariamente ha de ser un periodo de conmoción y problemas. Es más, creer esto puede conllevar a “normalizar” algún comportamiento problemático y enmascarar síntomas de un trastorno, por achacarlo a “cosas de adolescentes”. Por definición, un adolescente no es rebelde, irrespetuoso, irritable, maleducado o agresivo.

Es habitual y saludable que haya un distanciamiento entre los adolescentes y sus padres. El adolescente tiende a cuestionar todo lo que tiene a su alrededor, incluidos sus padres, por lo que ante un problema, la ayuda tiene que ser externa al hogar.

Ayuda para adolescentes

Los psicólogos para adolescentes, a partir de nuestra experiencia, podemos orientar y ofrecer herramientas a los adolescentes, jugando ese papel privilegiado de adulto especialista y confiable fuera del núcleo familiar.

Problemas habituales

  • Agresividad
  • Adicción a juegos de ordenador
  • Anorexia
  • Anorexia nerviosa
  • Ansiedad
  • Ataques de pánico
  • Baja autoestima
  • Baja tolerancia a la frustración
  • Depresión
  • Desmotivación
  • Duelo (muerte de un ser querido)
  • Fobias
  • Fracaso escolar
  • Hipocondría
  • Impulsividad
  • Miedo a perder el control
  • Miedos concretos (animales, agujas, …)
  • Obesidad
  • Obsesiones
  • Problemas de convivencia
  • Problemas de comunicación
  • Problemas de relaciones sociales
  • Separación traumática de los padres
  • Síndrome del vómito
  • Timidez
  • Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)
  • Trastorno por estrés postraumático

¿Cómo es la terapia para adolescentes?

Si el adolescente desea ayuda profesional, nosotros se la ofrecemos y realizamos una entrevista inicial en la que valoramos la posibilidad de comenzar unas sesiones individuales (semanales o quincenales) y posteriormente, si el problema está ubicado en el entorno de la familia, también estudiamos la conveniencia de realizar un proceso a nivel familiar, ya que por nuestra experiencia vemos que gran parte de los problemas se pueden solucionar más eficazmente mediante una intervención con los padres y hermanos, dando pautas de comunicación y comportamiento que mejoren la convivencia y trato familiar, ya que muchos problemas suelen ser fruto de una relación que no funciona bien.

Al tratarse de Terapia Breve, siempre buscaremos la mejor fórmula para realizar el menor número de sesiones posible, que inicialmente (2 ó 3) pueden ser semanales y luego quincenales. Son de una hora de duración.

En cada sesión se ofrecen pautas terapéuticas que el adolescente deberá seguir hasta la siguiente visita, es decir, que serán claves para la resolución del problema y que necesitamos que siga al pie de la letra.

Como es habitual en nuestro centro, una vez finalizada la terapia estratégica para adolescentes, realizamos un seguimiento gratuito en el que nos vemos al cabo de 3, 6 y 12 meses de recibir el alta terapéutica, para garantizar la consolidación de los cambios.